En la asignatura de Cultura científica de 4º de la ESO los alumnos han realizado una compostera casera reutilizando los desechos del comedor escolar y de sus propias casas.

Verter, cada día es más caro, de forma que compostar es un buen sistema de ahorro. De hecho, compostar la fracción orgánica de los desechos ahorra en transporte, contenedores en la vía pública, operaciones de selección, y la energía y contaminación que se deriva de estos. Por lo tanto, el compostaje a pequeña escala representa una gestión más sostenible de los residuos.

Los objetivos del proyecto han sido los siguientes:

  • Recuperar residuos orgánicos de la cocina del Centro escolar  
  • Reducir residuos orgánicos de los hogares de las familias del Centro escolar
  • Producir composta para destinarla en actividades del huerto escolar
  • Reflexionar sobre nuestro modelo de consumo  
  • Poner en valor los residuos sólidos urbanos de origen orgánico.